Wembley 2011: la perfección del Barcelona
Por Rodrigo Cardoso
28 May, 2021

La final de la Champions League 2011 será recordada como una de las mejores exhibiciones del Barcelona de Guardiola, por el rival, el escenario y la demostración futbolística que dieron ese 28 de mayo al norte de Londres.

Ya de por sí una final de Champions League es atractiva, pero ésta enfrentaba a los dos mejores equipos de Europa en esos años: el Manchester United llegaba a su tercera final en cuatro años, mientras que para el Barcelona era la segunda en tres años. Debido a ello, sus futbolistas estaban acostumbrados a este tipo de partidos, pues la gran mayoría estaba viviendo su segunda o tercera final, lo cual prometía un juego de muy alto nivel. En el caso de Edwin van der Sar, el arquero neerlandés hacía su quinta aparición en el juego grande.

El segundo duelo entre Pep Guardiola y Sir Alex Ferguson tenía además el ingrediente extra de una posible revancha de la final de Roma en 2009. En aquélla ocasión, los blaugranas se impusieron 2-0 para impedir el bicampeonato del Manchester United.

Por si faltaba algo, el escenario era el mítico Wembley, un estadio especial para ambos. Ahí, el United se siente como en casa, pues ahí ha jugado y levantado varios trofeos a lo largo de su historia, entre ellos su primera Copa de Europa, en 1968 ante el Benfica. Por su parte, fue también ahí donde el Barcelona ganó por primera vez la Copa de Europa en 1992 al vencer a la Sampdoria.


Bobby Charlton levanta el trofeo en 1968. (Imagen: Manchester United)

 

El Barcelona en Wembley 1992.

El Barcelona inició con Valdés en el arco; en la defensa estaban Mascherano y Piqué en la central, Dani Alves por la banda derecha y Abidal por izquierda. Muy emotiva fue la aparición del francés en este partido, pues apenas unos meses antes había vencido al cáncer. En medio campo los habituales Busquets, Xavi e Iniesta, acompañados por Messi, y adelante iniciaron con Villa por derecha y Pedro por izquierda.

Por parte del Manchester United, Ferguson puso a Van der Sar en la portería, en el que fue el último partido en la carrera del arquero. En la defensa central estaban Vidić y Ferdinand, Evra por izquierda y Fabio por derecha. En el centro del campo estuvieron Giggs y Carrick con Park por izquierda y Valencia por derecha. Adelante de ellos Rooney y en punta Hernández.

Llamaba la atención que el inexperto Javier Hernández (quién llegó esa temporada) fuera titular por encima de Dimitar Berbatov, quien había terminado como campeón de goleo de la Premier League. Sin embargo, la decisión tenía sentido, pues la intención de Ferguson era presionar alto al Barcelona y en ese contexto, el mexicano ofrecía mayor velocidad física y sacrificio defensivo que el bulgaro. Fuera de ahí, las alineaciones de ambos fueron las esperadas.

Los primeros minutos fueron parejos, cada uno tratando de desarrollar su juego. Mientras el Barcelona trataba de hilar conexiones en el medio campo, el United buscaba saltar líneas con balones largos hacia Rooney y Hernández. En los primeros 10 minutos, hubo ocho balones largos buscando a los delanteros de los Diablos Rojos. Sin embargo, cuando el United llegaba a zonas avanzadas, no encontraba espacios debido a la buena colocación defensiva de los jugadores del Barcelona, por lo que se veían obligados a retroceder el balón hasta sus centrales o el portero.

Pase largo de Van der Sar buscando a Rooney.

Inicialmente el plan de Ferguson era que Giggs y Carrick compitieran mano a mano con Xavi e Iniesta, mientras que Rooney también haría labor de sacrificio para bajar y presionar a Busquets en la salida y así quedar 3 vs 3 en medio campo. Sin embargo, Guardiola es fiel a la idea de sobrepoblar el medio campo y así controlar la zona a través de la superioridad numérica.

Aquí es donde entra Messi.

El 10 del Barcelona comenzó el juego como el jugador más adelantado del equipo, siendo quien corría para presionar a Van der Sar. Sin embargo, conforme pasaban los minutos, Messi comenzó a retrasar su posición hasta llegar al medio campo para arrancar las jugadas desde ahí. En la semifinal de ida ante el Real Madrid, el argentino ya había dado una muestra de lo que podía hacer desde esa zona. En el momento en el que Messi bajó a medio campo (alrededor del minuto 15), se formó un 4 vs 3 en ese sector, lo que permitió al Barcelona ganar el control de la zona, y por ende, de todo el partido.

Messi como el jugador más adelantado presionando la salida.

 

Con Messi retrasando su posición, se forma un 4 v 3 en el centro del campo.

A partir de ese momento, los ingleses empezaron a correr de más para perseguir el balón. Aquí es donde puede cuestionar si la decisión de Ferguson de meter en esa zona tan congestionada del campo a Giggs, de 37 años, era la adecuada.

El movimiento de Messi de bajar hasta medio campo desencadenó varios movimientos. Al quedar libre el centro de la zona de ataque, David Villa aprovechaba para hacer diagonales hacia el centro, mientras que por el otro lado, Pedro estaba completamente pegado a la banda, creando asimetría en el ataque del Barcelona.

Al minuto 26, el Barcelona se puso adelante con un gol de Pedro en la primera jugada en la que el delantero dejó su zona y apareció por sorpresa por derecha. Xavi había recibido el balón entre líneas y con un pase filtrado, dejó solo a Pedro.

Xavi recibe solo entre seis jugadores del United.

Al 33’, un mal saque de banda de Abidal derivó en el gol del empate. El United recuperó el balón en tres cuartos del campo, y tras una rápida sucesión de pases entre Carrick, Rooney y Hernández, el 10 de los ingleses empató el marcador. Tanto en la transmisión mexicana como en la catalana, coincidieron en que el gol fue un justo castigo para el Barcelona, quienes parecían haberse relajado después de haberse puesto adelante en la pizarra.

No era el primer saque de banda malo del partido. Tan sólo en el primer tiempo, hubo cinco saques de banda en los que el equipo que lo realizó perdió la posesión del balón en menos de cuatro segundos. Una muestra más de por qué es importante entrenar saques de banda.

Con el pasar de los minutos, Ji-Sung Park, quien había iniciado abierto por izquierda, tuvo que comenzar a recorrerse hacia el centro para poder apoyar en las labores de recuperación. Esto permitió que Dani Alves, lateral derecho del Barcelona, tuviera la banda prácticamente libre y pudiera actuar como mediocampista.


El 4 vs 3 en medio campo, ya con Park más cerrado y Alves libre por derecha.

Para el segundo tiempo, Giggs y Park intercambiaron posiciones. Así, el galés cubriría la banda que ya había quedado desprotegida.

Para este punto, el juego del United estaba limitado a recuperar el balón en zonas profundas e intentar un contragolpe con balones largos hacia Hernández. Park no estuvo particularmente fino en esta función, pues cada vez que el coreano recuperaba, inmediatamente buscaba el trazo largo. Esto provocaba que el United no pudiera pausar el juego y terminaba perdiendo el balón más pronto que tarde, ya que Hernández no podía retener balones al tener que enfrentar prácticamente solo a Mascherano y Piqué.

Al minuto 53, Messi recibió el balón entre líneas y sacó un disparo raso por el centro, que llevaba fuerza pero no colocación. De alguna manera, terminó por vencer a Van der Sar y así el Barcelona se puso en ventaja.


Messi recibiendo el balón en superioridad numérica 3 vs 2. De ahí se originó el gol.

Una de los cuestionamientos a Messi más comunes de la época era que no lograba anotar en Inglaterra. Ese gol fue una respuesta a ese cuestionamiento, como si Messi hubiera dicho “ah, ¿dicen que no le meto goles a los ingleses? Pues tengan, que mi primer gol sea contra el Manchester United en Wembley en la final”.

El desgaste físico comenzaba a pasar factura. Rooney era visiblemente el más frustado, pues ya llevaba varios minutos correteando el balón sin poder generar una jugada y ya prácticamente había dejado su posición como media punta para trabajar casi como mediocampista central. Cuando finalmente recibía el balón, era en una zona muy profunda donde tenía que quitarse a dos o tres rivales para avanzar, o bien, recibiendo balones largos de espaldas en los que llevaba todas las de perder.

Nuevamente 4 vs 3 en el centro del campo.

Al 68’, Ferguson mandó su primer cambio: Nani por Fabio, quien había aportado muy poco y para colmo se lesionó. Con este movimiento, Valencia bajaría a jugar como lateral y Nani se colocaría en medio campo. Sin embargo, apenas al entrar al campo, el portugués sufrió. En su primera jugada, enfrentó a Messi pegado a la banda, el argentino se lo quitó con un quiebre, entró al área y el balón terminó en los pies de David Villa, quien con un tiro colocado venció a Van der Sar para anotar el 3-1. Entrar al campo y que en 15 segundos te rompan la cintura y te metan gol no es precisamente la forma en la que alguien sueña con iniciar su participación en una final de Champions League.

A partir de ese momento, dio la impresión de que el United no podía más. En las caras de los jugadores e incluso de Ferguon se veía una sensación de “ya está, esto no lo remontamos”. Después de ese gol, Rooney decidió que había tenido suficiente de estar en medio campo y se quedó arriba esperando balones. En su autobiografía publicada un par de años después, Ferguson fue muy crítico con Rooney, diciendo que fue una de sus actuaciones más flojas en su carrera con el Manchester United.

Los últimos 15 minutos fueron prácticamente un trámite. En ese lapso los cambios fueron nada más simbólicos: Ferguson envió al campo a Scholes y Guardiola a Puyol, lo que fue más bien un reconocimiento a la carrera de ambos jugadores, históricos de sus equipos. Guardiola también sacó a Villa y Pedro en los últimos cinco minutos para que se llevaran el aplauso por sus goles.

El partido fue dominado de principio a fin por el Barcelona. Las rápidas triangulaciones en medio campo entre sus tres virtuosos fueron demasiado para la defensa del United. En palabras de Ferguson, la clave fue no haber podido contener a Messi. “Nuestros centrales estaban llegando a una edad en la que preferían esperar abajo y no salir a presionar. Eso no tiene nada de malo, pero contra el Barcelona, especialmente Messi, necesitas jugadores que estén dispuestos a salir sin preocuparse por lo que pase atrás. La valentía era un requisito para enfrentar a ese equipo.”

“El Barcelona ha sido muy superior a nosotros. Eso es un hecho y no voy a perder el tiempo debatiéndolo” dijo después Ferguson.

El Barcelona logró en Wembley su cuarta Copa de Europa, lo cual los confirmó como el mejor equipo del mundo, e inició un debate sobre si ese equipo era el mejor que se había visto en la historia.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Interesantes

El problema de la fecha del sorteo del Mundial

El problema de la fecha del sorteo del Mundial

FIFA anunció que el sorteo del Mundial finalmente se realizará el 1 de abril de 2022 durante su congreso. Esa es una noticia importante porque esa fecha puede causar algunos problemas que repasamos ahora. Normalmente, la fase regular de la eliminatoria terminaba en...

Reflexiones sobre Europa: Deseos de nueva temporada

Reflexiones sobre Europa: Deseos de nueva temporada

Con el mercado de fichajes finalizado y sin ninguna sorpresa a la vista, hablemos de lo que pinta para ser una de las temporadas más animadas y poco comunes en los años recientes del fútbol. Europa es sin ninguna duda el epicentro de nuestro deporte, cualquier cosa...

La importancia de la Copa Oro en el Ranking FIFA

La importancia de la Copa Oro en el Ranking FIFA

La selección mexicana comienza su participación en la Copa Oro, donde, además de refrendar el título de hace dos años, hay otra meta: seguir sumando puntos en el Ranking FIFA para poder seguir aspirando a ser cabeza de serie en el Mundial. Al momento de iniciar su...

Los detalles finos del Ranking FIFA

Los detalles finos del Ranking FIFA

Como seguramente habrán ya notado, aquí en Cambio de Juego damos especial seguimiento al Ranking FIFA debido a que es el método con el que FIFA determinará los bombos en el sorteo del Mundial, incluido el de las cabezas de serie. Entre más alto estés en el Ranking,...