Somos mejores de lo que creemos
Por Rodrigo Cardoso
29 Sep, 2020

Las opiniones de esta columna no necesariamente representan las del equipo de Cambio de Juego.

Por alguna extraña razón, nos encanta minimizar las actuaciones de la selección mexicana en los Mundiales, pero la realidad es que dados nuestros recursos y limitaciones, nuestros resultados están muy por encima de la media. Vamos a repasar los datos a partir de 1998, año en el que se adoptó el formato actual en el que solamente avanzan dos equipos por grupo.

De entrada, hay que entender algo: superar la primera ronda de un Mundial no es nada fácil. Hasta las grandes potencias tropiezan en esa etapa: Francia (2002), Italia (2010), España (2014) y Alemania (2018) llegaron como campeones defensores y favoritos para defender la corona, y no pudieron pasar de la primera ronda. Les bleus y la Azzurra incluso se han estrellado en esta etapa dos veces: Italia cayó consecutivamente en 2010 y 2014; en la primera, sin poder ganar un solo partido en un grupo donde estaban Paraguay, Eslovaquia y Nueva Zelanda. Por su parte, Francia volvió a casa a la primera 2002 y 2010, en ambas sin ganar, e incluso en 2002 fueron incapaces de anotar un solo gol.

Otros potencias y favoritos como Argentina, Uruguay (ambos en 2002) e Inglaterra (2014) también han tenido que volver a casa después de tres partidos (charrúas e ingleses lo hicieron sin haber ganado un solo partido). Incluso Portugal, que en los últimos 20 años se ha convertido en una de las mejores selecciones europeas, tampoco pudo superar la primera fase en 2002 y 2014 a pesar de tener figuras del tamaño de Luis Figo y Cristiano Ronaldo en el mejor momento de sus carreras.

Todas las grandes potencias han caído al menos una vez en fase de grupos.

Eso nos da una idea de lo complicado que es avanzar y debe servir para entender lo hecho por El Tri. México y Brasil son los únicos equipos que han superado la primera ronda en los seis Mundiales jugados con el formato actual, y eso, para un equipo mediano y sin grandes figuras internacionales, no es poca cosa.

México ha ganado por lo menos un encuentro en cada Mundial y en total ha ganado nueve partidos, empatado seis y perdido sólo tres. ¿Pero qué tan buenos son esos números? Para dimensionar mejor los resultados de México, aquí están los resultados de primera ronda de varios equipos importantes entre 1998 y 2018.

Viendo esa tabla, nos damos cuenta de que México no sólo ha ganado la mitad de sus partidos -lo cual ya de por sí es bastante bueno- sino que ha ganado más partidos y anotado más goles que equipos como Inglaterra y Francia. Esos no son para nada números menores.

Hay que considerar además, que con la excepción del 2006, México no es cabeza de serie en los sorteos, lo que significa que forzosamente tiene que enfrentarse a las grandes potencias en la primera ronda, y los resultados ante esos equipos han sido más que favorables: ha vencido a Alemania y Francia, ha obtenido puntos ante Países Bajos, Italia y Brasil, y solamente ha perdido con Uruguay. Ningún equipo fuera de las potencias puede presumir un registro así.

Los mejores resultados de México ante las potencias.

Existe también la narrativa de que a los europeos les cuesta jugar en América y viceversa. A México le da igual cómo y dónde se juegue: El Tri se las ha arreglado para avanzar sin importar si es de día o de noche, si hace frío, calor o está lloviendo.

Evidentemente ningún grupo es fácil en un Mundial, y menos si no eres una potencia, pero México ha salido avante de grupos complicados.

  • En 1998, jugando en territorio europeo, sacó puntos ante los dos rivales europeos. Ante los Países Bajos, rescató un empate a pesar de estar abajo 0-2 al minuto 19 y no quebrarse ante el hecho de haber estado eliminado durante gran parte del partido.
  • En 2002 terminó líder en un grupo con Italia, Croacia, que había sido semifinalista cuatro años antes, y Ecuador, que llegó como la sensación sudamericana tras haber por encima de Brasil en la eliminatoria.
  • En 2010 logró avanzar en el que quizás es el grupo más complicado que le ha tocado: contra dos campeones del mundo y el país sede, el cual siempre va a ser complicado de enfrentar.
  • En 2018, en lo más parecido que hubo a un grupo de la muerte en ese Mundial, también avanzó.

Claro, el hecho de que haya superado siempre la primera ronda no significa que lo haya hecho sin complicaciones. Más de una vez hemos llegado al último partido con la calculadora en una mano y el rosario en la otra, pero El Tri siempre ha encontrado la manera de resistir la presión y salir avante. Hasta podría decirse que México ha aprendido a jugar la primer ronda.

Ahora, aquí alguien puede decir “pero de qué sirve si todos esos equipos ya han ganado Mundiales y nosotros no pasamos de octavos”. El punto de este texto no es ese. Todos esos equipos son grandes potencias con muchísimo talento y siempre son favoritos para ser campeones. México, evidentemente, no está en ese nivel, por lo que el análisis no puede partir de la premisa de que “ellos ganan Mundiales y nosotros no”. El objetivo de estos datos es poner en contexto lo difícil que es sobrevivir a la primera ronda y destacar que México no es tan malo como creemos. En ese periodo, sólo ha perdido tres de 18 partidos, menos de los que han perdido España, Inglaterra o Italia.

Finalmente, considerando que:

  • No somos ni estamos cerca de ser una potencia
  • La Selección no sale de su zona de confort y no tiene suficiente roce ante las grandes potencias
  • Salvo Rafael Márquez, no hemos tenido grandes figuras mundiales
  • Nunca hemos tenido al menos un puñado de jugadores compitiendo al más alto nivel en los mejores equipos del mundo

Si a eso le sumamos que somos un país con una población pobre y con sobrepeso, donde el talento no abunda y los sistemas de detección de talento son deficientes, y donde el fútbol es visto más como un entretenimiento que como una verdadera cultura (como es en Sudamérica), el hecho de que México gane la mitad de sus partidos, obtenga resultados positivos ante las grandes potencias y se coloque siempre entre los 16 mejores del mundo es de verdad impresionante. Los resultados del Tri desafían toda lógica porque ningún otro país en condiciones similares se acerca a lo que ha hecho México. ¿En qué otro deporte de conjunto puede México presumir estar dentro de los 16 mejores del mundo sin ser una potencia? En ninguno.

En la ahora extinta Copa Confederaciones, México participó tres veces con resultados más que buenos: además del título en 1999, una vez regresó a casa con el 3er lugar y dos veces el 4° lugar. En Copa América, cada vez que México llevó a su equipo titular, avanzó a la segunda ronda y dos veces alcanzó la final.

¿Significa eso que debemos conformarnos con hacer una buena primera ronda en el Mundial y ya? Evidentemente no. Se debe trabajar para ser más competitivos, enviar más jugadores y entrenadores a Europa, volver a las competencias de clubes sudamericanas, buscar roce con selecciones de primer nivel cada vez que haya una oportunidad y claro, tener suerte en los sorteos para mejorar nuestras posibilidades de avanzar más lejos. Lo que estos números indican es que no estamos tan mal como a veces nos gusta pensar.

Y entonces, ¿por qué minimizamos estos resultados? La última vez que El Tri cayó en fase de grupos fue en 1978 (en el entendido de que no asistimos en 1982 y 1990). Eso significa que hay por lo menos dos generaciones que nunca hemos visto a México caer en primera ronda. Mi teoría es que quizás, como nunca hemos visto a México ser eliminado tan pronto, tal vez creemos que es lo más normal y fácil del mundo, cuando no es así.

Falta mucho por hacer, y evidentemente superar la barrera de los octavos de final fuera de casa está pendiente, pero no por eso debemos menospreciar lo hecho por el Tri, una de las mejores 16 selecciones del mundo.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Interesantes

El problema de la fecha del sorteo del Mundial

El problema de la fecha del sorteo del Mundial

FIFA anunció que el sorteo del Mundial finalmente se realizará el 1 de abril de 2022 durante su congreso. Esa es una noticia importante porque esa fecha puede causar algunos problemas que repasamos ahora. Normalmente, la fase regular de la eliminatoria terminaba en...

Reflexiones sobre Europa: Deseos de nueva temporada

Reflexiones sobre Europa: Deseos de nueva temporada

Con el mercado de fichajes finalizado y sin ninguna sorpresa a la vista, hablemos de lo que pinta para ser una de las temporadas más animadas y poco comunes en los años recientes del fútbol. Europa es sin ninguna duda el epicentro de nuestro deporte, cualquier cosa...

La importancia de la Copa Oro en el Ranking FIFA

La importancia de la Copa Oro en el Ranking FIFA

La selección mexicana comienza su participación en la Copa Oro, donde, además de refrendar el título de hace dos años, hay otra meta: seguir sumando puntos en el Ranking FIFA para poder seguir aspirando a ser cabeza de serie en el Mundial. Al momento de iniciar su...

Los detalles finos del Ranking FIFA

Los detalles finos del Ranking FIFA

Como seguramente habrán ya notado, aquí en Cambio de Juego damos especial seguimiento al Ranking FIFA debido a que es el método con el que FIFA determinará los bombos en el sorteo del Mundial, incluido el de las cabezas de serie. Entre más alto estés en el Ranking,...