Qué esperar de Sergio Pérez en Red Bull
Por Rodrigo Cardoso
27 Mar, 2021

Comienza una nueva temporada en la Fórmula 1, donde Sergio Pérez finalmente tendrá la oportunidad de correr en uno de los equipos más fuertes de la parrilla. El piloto mexicano fue fichado por Red Bull y llega para ayudar al equipo a competir por los primeros puestos en las carreras y por el campeonato de constructores, ya que en los últimos dos años, sus dos pilotos, Pierre Gasly y Alex Albon, no estuvieron a la altura de las expectativas.

Su compañero será el neerlandés Max Verstappen, quien es uno de los mejores talentos que ha surgido en la Fórmula 1 en los últimos años. Para muestra, un par de datos: Max debutó en la máxima categoría a los 17 años con Toro Rosso (el equipo filial de Red Bull) y tan sólo un año después fue ascendido a Red Bull, donde, a los 18 años, ganó la primera carrera que disputó con el equipo. Si esto fuera fútbol, es como ser un jugador formado en las fuerzas básicas del Barcelona que es enviado a préstamo a los 17 años a un equipo de media tabla para ganar minutos, pero apenas un año después el Barcelona lo llama de regreso y en su debut con los blaugranas le mete tres goles al Real Madrid.

Max Verstappen es al automovilismo lo que Håland y Mbappé son al futbol: un joven con talento descomunal que a su corta edad no es una promesa sino una realidad y que seguramente dominará su deporte en los próximos 10 años.

Verstappen ganó en su primera carrera con Red Bull.

¿Qué gana Red Bull con Pérez?

 

El equipo austriaco obtiene un conductor muy consistente. Pérez es reconocido en el medio por ser un piloto que sabe extraer lo máximo de sus autos y sabe extender la vida de sus llantas. Por ejemplo, si en promedio una llanta dura 25 vueltas, Pérez puede hacerlas rendir hasta 30 ó 35 y así, en vez de hacer dos cambios de llanta por carrera, sólo tiene que hacer una. Al cuidar tan bien sus llantas, éstas llegan más frescas al final de la carrera para intentar rebases en las últimas vueltas.

Además, Red Bull ahora tiene un piloto que puede obtener puntos de manera regular. Verstappen es un piloto con muchísimo talento y siempre va al límite, pero a veces la jugada no le sale. Muchas veces intenta rebases en zonas muy complicadas de la pista o en situaciones las que parece que hay poca oportunidad, lo que lo lleva a perder el control del auto, ponchar una llanta o hasta chocar, lo cual le hace perder muchísimas posiciones o incluso lo deja fuera de la carrera. Aquí algunos ejemplos: cuando quiso rebasar a Pérez en una pista mojada en Turquía 2020 y perdió el control del auto; cuando intentó pasar a Valtteri Bottas en México 2019 en las primeras vueltas, lo cual le costó una ponchadura, o cuando intentó un rebase muy cerrado sobre Kimi Räikkönen en China 2018 y acabaron tocándose. En ese video, podemos escuchar al comentarista decir “¡No, Max, no!”

Verstappen con una llanta ponchada tras tocarse con Bottas en un intento de rebase en una zona complicada.

En 2020, Verstappen terminó en el podio en 11 de las 17 carreras, lo cual es una muestra de su talento. Sin embargo, abandonó en cinco ocasiones, lo que lo convirtió en el segundo piloto con más abandonos en la temporada. No todos fueron su culpa- algunos fueron causados por problemas mecánicos, pero si tu mejor piloto no termina un tercio de las carreras, no se puede aspirar a ninguno de los dos títulos.

Por otro lado, Pérez fue muy consistente. Es más conservador que Verstappen, lo cual a la larga, le rinde frutos. Esta temporada, Pérez y el campeón Lewis Hamilton fueron los únicos pilotos que sumaron puntos en todas las carreras que terminaron. Entonces, si Verstappen continúa con ese ímpetu de arriesgar e ir al límite, Red Bull sabe que del otro lado tiene un piloto que sí puede asegurarle buenos puntos en cada carrera.

¿Qué gana Pérez con Red Bull?

 

Tras 10 años en la Fórmula 1, el mexicano finalmente tendrá oportunidad de demostrar su talento en un equipo importante. En las últimas temporadas, Pérez sido el piloto que mejores resultados ha tenido fuera de las tradicionales potencias Red Bull, Mercedes y Ferrari.

Además, Checo ha demostrado que tiene la capacidad de abrirse camino dentro de la pista para escalar posiciones. Tan sólo en 2020, nos ofreció tres grandes remontadas: en Estiria arrancó en 17° y terminó 6°. En Portugal, tras un contacto con Verstappen en la vuelta 1, cayó al último lugar y se recuperó para terminar 7°, y la más importante de todas: en Sakhir, tras un contacto con Leclerc, Pérez quedó último en la vuelta 1 y remontó para lograr su primera victoria en la Fórmula 1 en una de las carreras más dramáticas de los últimos años. Si es capaz de hacer eso con un auto de mediano nivel, imaginen lo que será con el segundo mejor auto de la parrilla.

 

¿Tendrá éxito Checo?

 

Para responder esa pregunta, primero tenemos que establecer qué es “tener éxito”. ¿Es pelear por poles y victorias? ¿Es conseguir podios de manera regular? ¿Vencer a Verstappen? ¿O “sólo” seguirle el ritmo a su compañero? Ese “sólo” va entre comillas porque no es una tarea sencilla.

Aquí es donde entra en contexto lo que mencionamos al principio sobre que Gasly y Albon no estuvieron a la altura de las expectativas.

En los últimos años, Red Bull. Mercedes y Ferrari han sido los equipos dominantes debido a que son los que más recursos tienen. Así, se espera que los pilotos de estos equipos acaparen los primeros seis lugares, tanto en clasificaciones como en carrera.

En 2019, mientras Verstappen logró una pole, dos triunfos y constantemente lo veíamos en el podio, Pierre Gasly estaba atorado en medio campo, muy lejos de las primeras posiciones. Tras sólo media temporada, Gasly fue relevado del equipo y su lugar lo ocupó Alex Albon, quien tampoco pudo acercarse a las primeras posiciones ni en la segunda mitad del 2019 ni en toda la temporada 2020.

En los últimos tres años, Verstappen ha sido más rápido que los tres compañeros de equipo que ha tenido. En las sesiones de clasificación, Daniel Ricciardo logró colocarse dos décimas de segundo detrás del neerlandés, pero Pierre Gasly y Alex Albon estuvieron a más de medio segundo.

Tal vez para nosotros los mortales, medio segundo es nada, pero en la Fórmula 1, es un mundo de diferencia. Si en clasificación estás cinco décimas detrás de los líderes, ya no estás peleando por el tercer o cuarto lugar, ya estás en séptimo u octavo, y eso no le sirve de nada a un equipo que dado su potencial, debe estar peleando por los primeros puestos.

Entonces, el primer objetivo de Sergio Pérez es tratar de mantenerse cerca de Verstappen y meterse entre los primeros cuatro. “Él debe estar en ese rango de dos décimas, incluso más cerca”, dice Helmut Marko, asesor de Red Bull y una de las personas clave para que Checo llegara al equipo. “Ya veremos si puede hacerlo en clasificación, pues nadie hasta ahora se ha acercado a Max”.

Si Checo logra seguirle el paso a Verstappen, estará entre los primeros cuatro lugares de la clasificación, lo cual lo dejará en buena posición para iniciar las carreras.

¿Puede hacerlo? Es una pregunta interesante, pues a lo largo de su carrera, Pérez no se ha caracterizado por brillar en las sesiones de clasificación. El mexicano suele brillar más en las carreras, pues su ritmo de carrera es mejor que el de clasificación. Si esto fuera atletismo, Pérez sería maratonista, no corredor en los 100 metros.

¿Cuál será la misión de Pérez?

 

Dado que Albon y Gasly no estuvieron ni cerca de las primeras posiciones, en los últimos dos años, Verstappen tuvo que luchar solo contra los dos pilotos de Mercedes, Lewis Hamilton y Valtteri Bottas. Si Checo se mete a la pelea, puede ayudarle a su compañero quitándole de encima a Bottas. Eso liberaría a Verstappen para poder perseguir a Hamilton, y dejaría a Bottas y Pérez en una interesante batalla por el tercer lugar.

¿Puede Checo aspirar a ganar carreras?

Es difícil, no por falta de talento, sino porque el dominio de Mercedes ha sido demasiado: en los últimos dos años, Mercedes ha ganado 28 de las 38 carreras. Aún con todo su talento, Verstappen “sólo” ha podido ganar cinco veces. Si para un piloto del calibre de Max es difícil, para cualquier otro también lo será. Claro, si se dan las condiciones, Pérez podría aspirar a ganar una carrera o dos, pero sería más bien una excepción y no la norma.

Se supone que esta temporada habrá 23 carreras, y decimos “se supone” porque dependerá de la situación de la pandemia. Asumiendo que sí sea ese número, ¿cuál sería un objetivo realista para Pérez?

En clasificación, Pérez debe estar por lo menos en tercer o cuarto lugar a dos décimas de Verstappen. En carrera, asumiendo este escenario en el que compite contra Bottas, Pérez debería lograr al menos 10 podios y terminar 3° o 4° en el campeonato. Ganar una o dos carreras sería un extra, pero lo más importante será sumar puntos suficientes para poder ganarle a Mercedes el campeonato de constructores. Esa es la misión de Pérez.

¿Y si le va mal?

De nueva cuenta, habría que definir qué es “mal”. Pelear por poles y ganar carreras sería fantástico, pero no pasa nada si no lo logra. En cambio, si no logra acercarse al ritmo de Verstappen, correrá el riesgo de rezagarse y atorarse en el medio campo, donde la competencia será durísima:

  • El cuatro veces campeón del mundo Sebastian Vettel es la carta fuerte de Aston Martin
  • Charles Leclerc ha demostrado que tiene el talento para poner el tractor de Ferrari en puestos altos
  • Daniel Ricciardo fue uno de los pilotos más sólidos el año pasado y esta temporada correrá para McLaren, equipo que terminó tercero detrás de Red Bull y Mercedes. Este año, McLaren tendrá motor de Mercedes y en las manos de Ricciardo, será una gran amenaza. Además, Lando Norris cada vez se ve mejor.
  • Fernando Alonso regresa a la Fórmula 1.
  • Pierre Gasly, descartado por Red Bull, ha encontrado redención en AlphaTauri donde ha mostrado su capacidad.

El segundo asiento de Red Bull es complicado porque tienes que competir con Verstappen, y mucho se ha dicho de que cualquiera tendría problemas ahí porque en Red Bull todo gira alrededor de Verstappen. A Gasly y Albon no les fue bien, pero podría argumentarse que eran jóvenes y no tenían la experiencia suficiente. Pérez llega con 10 años de experiencia sobre sus  hombros, de modo que si al mexicano no le va bien, seguramente las críticas serían para el equipo y no tanto para él. Si un piloto de la experiencia y calibre de Pérez tiene problemas en Red Bull, es que algo anda mal en ese equipo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Interesantes

El problema de la fecha del sorteo del Mundial

El problema de la fecha del sorteo del Mundial

FIFA anunció que el sorteo del Mundial finalmente se realizará el 1 de abril de 2022 durante su congreso. Esa es una noticia importante porque esa fecha puede causar algunos problemas que repasamos ahora. Normalmente, la fase regular de la eliminatoria terminaba en...

Reflexiones sobre Europa: Deseos de nueva temporada

Reflexiones sobre Europa: Deseos de nueva temporada

Con el mercado de fichajes finalizado y sin ninguna sorpresa a la vista, hablemos de lo que pinta para ser una de las temporadas más animadas y poco comunes en los años recientes del fútbol. Europa es sin ninguna duda el epicentro de nuestro deporte, cualquier cosa...

La importancia de la Copa Oro en el Ranking FIFA

La importancia de la Copa Oro en el Ranking FIFA

La selección mexicana comienza su participación en la Copa Oro, donde, además de refrendar el título de hace dos años, hay otra meta: seguir sumando puntos en el Ranking FIFA para poder seguir aspirando a ser cabeza de serie en el Mundial. Al momento de iniciar su...

Los detalles finos del Ranking FIFA

Los detalles finos del Ranking FIFA

Como seguramente habrán ya notado, aquí en Cambio de Juego damos especial seguimiento al Ranking FIFA debido a que es el método con el que FIFA determinará los bombos en el sorteo del Mundial, incluido el de las cabezas de serie. Entre más alto estés en el Ranking,...