Manchester City vs Tottenham: las claves
Por Rodolfo Malpica
13 Feb, 2021

Manchester City vs Tottenham, partido correspondiente a la jornada 24 de la Liga Premier de Inglaterra. Duelo en el Etihad Stadium en el que los Blues pretender alargar a 16 su racha de victorias consecutivas y colocarse 7 puntos por encima de su más cercano perseguidor, Leicester City; por su parte, los Spurs pretenden conseguir los 3 puntos para poder seguir aspirando a puestos europeos.

City arrancó el partido circulando la pelota por su línea defensiva para comenzar a armar su fútbol. No se hizo esperar el club de Josep Guardiola y comenzó a hacer uso de sus alternativas en ofensiva recorriendo las bandas, pero con poca opción de centro. La defensa del Tottenham estuvo bien escalonada en el comienzo del encuentro, teniendo claridad en su doble línea de 4 y aguantando las ofensivas del City, pero sin posibilidades reales de poder generar una primera jugada.

La superioridad táctica del City comenzó a replegar las líneas del Tottenham. Bernardo Silva se adueñó del medio campo y comenzó a generar opciones asociándose por la banda derecha por Foden, quien logró en varias ocasiones romper la defensa de los Spurs para poder sacar centros rasos poco efectivos.

La primera posesión del Tottenham llegó al minuto 8, muchos toques por el centro del terreno de juego intentando conectar con Kane para poder tener profundidad, pero la defensa Blue demostró mucha seguridad manteniendo el dibujo táctico y rompiendo casi de inmediato el intento de los dirigidos por Mourinho.

El dominio de la posesión del Manchester City se mantuvo por encima del 75% hasta el minuto 21. No solo en el aspecto táctico fueron superiores a su rival; técnicamente también demostraron mucho poderío, dándole al equipo la posibilidad de romper líneas con individualidades en los pies de prácticamente todos los jugadores, destacando las actuaciones de Gundogan, Foden y Cancelo.

Minuto 21: Fue precisamente Gundogan quien intenta penetrar el área rival y en el enfrentamiento con Hojbjerg tropieza provocando así el penalti que, posteriormente, Rodri ejecutaría de manera extraordinaria para anotar el 1-0.

Tras el gol, Tottenham intentó tener la pelota y buscar una ofensiva, pero el cuadro de Pep, bien organizado, tranquilo, y con mucha claridad en su fútbol, no le permitió al equipo de Mou tener ni suficientes llegadas ni claridad en las mismas.

El cuadro de Guardiola fue tan superior que encontró en los pies de todos sus jugadores variantes individuales que volvieron loca a la defensa del Tottenham, aunque no fueron capaces de concretar llegadas. La debilidad más grande que demostró el equipo de Pep durante los primeros 45 minutos fueron las jugadas a balón parado, pues no tuvieron la capacidad de conectar los centros con la cabeza de alguno de los jugadores Blues que buscaban el remate.

Manchester City terminó la primera mitad del encuentro con un 64.3% de posesión, intentando 351 pases con un sorprendente 90% de efectividad.

En el arranque de la segunda mitad, Tottenham fue el primero en tomar la iniciativa adueñándose del balón y circulándolo por el medio campo intentando encontrar un hueco para comenzar a armar una jugada en ofensiva, pero fueron incapaces de superar si quiera el medio campo del Manchester City que prácticamente de inmediato se apropió nuevamente de la pelota.

City se puso manos a la obra y con mucha facilidad logró superar las primeras líneas de los Spurs para volver a hacer su juego de toques profundos.

Minuto 50: la pelota cayó en los pies de Raheem Sterling, penetró hasta el área rival, conduciendo el balón en horizontal para esquivar a toda la defensa del Tottenham que se vio incapaz de poder detener meter el pie para quitarle la pelota. Sterling retrasó para Foden, quien le tuvo que devolver el balón ante la falta de opciones; el inglés volvió a entrar al área rival, miró la incorporación de Gundogan, le tocó corto a profundidad y el alemán solo tuvo que empujar la pelota para poner el 2-0 a favor de los locales.

La mirada de Mourinho ilustraba perfectamente la confusión que el Tottenham estaba sufriendo. Durante los siguientes minutos, su equipo ni siquiera tuvo la capacidad de retener la pelota, y a penas estuvieron conteniendo las discretas ofensivas de un City que, viéndose 2-0 en el marcador, se dedicó a trabajar el partido haciendo labor defensiva y atacando con menor intensidad.

Tottenham pudo encontrar un poco de profundidad con pases largos por la banda, poco efectivos, pues toda la maquinaria del Manchester City ya estaba bien parada de su lado de la cancha y los intentos de los Spurs para llegar al área desde la banda no surtieron ningún efecto, obligando a Son a sacar disparos inefectivos desde su lateral.

Manchester City continuó dominando el centro del campo, tocando la pelota con excesiva tranquilidad y buscando el tercer gol por las bandas, rompiendo la defensa con las individualidades de Sterling, quien en ocasiones se asociaba con los centrocampistas dando un pase retrasado, esperando que le devolvieran una pelota elevada para poder avanzar con total libertad a línea de fondo, pero al menos esos intentos sí fueron debidamente cortados por los defensas del equipo londinense.

Minuto 65: asistencia de Ederson, sí, Ederson, tras notar que Gundogan se encontraba en muy buena posición. Davinson Sánchez no pudo competir, ni siquiera estorbar ese balón y Gundogan no tuvo más que hacer que empujarlo al fondo de las redes para marcar el 3-0.

La llegada más clara para el Tottenham llegó al 80′ en los pies de Gareth Bale que dio muestra de su capacidad técnica al esquivar a varios defensas del City y encontrar el espacio para sacar un disparo, pero en el fondo estaba Ederson para meter las manos y evitar que el galés redujera la diferencia para los Spurs.

El resto del partido fue un paseo por el parque para un City que con mucha tranquilidad continuó entrenando su fútbol defensivo y ofensivo. Tottenham se mostró incapaz de hacer algo, ni siquiera una llegada de auténtico peligro, esto sin restarle mérito al extraordinario trabajo de la defensiva de los Blues.

Con este resultado, Manchester City afianza su liderato con 53 puntos, 7 por encima de Leicester, a reserva de jugar su partido pendiente y poder aumentar esa diferencia a 10 puntos. Tottenham se queda en la 8va posición de la tabla con 36 puntos y ve cada vez más oscuro el panorama para meterse a puestos europeos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Interesantes

Sin fatalismos, México estará en el Mundial

Sin fatalismos, México estará en el Mundial

Las opiniones de esta columna no representan las de Cambio de Juego. A partir de que México recibió el segundo gol ante Canadá en el minuto 52, tanto en la transmisión de televisión como en redes sociales, empezaron los comentarios de que nuevamente El Tri sufrirá...

Por qué estoy en contra de las Ligas de Naciones

Por qué estoy en contra de las Ligas de Naciones

Las opiniones de esta columna no representan l inician as de Cambio de Juego. Recientemente tuvimos la ronda final de la Liga de Naciones de Europa, la cual nos regaló partidos verdaderamente espectaculares. El nivel técnico y táctico que vimos en esos partidos fue...

Por qué Bélgica (aún) lidera el Ranking FIFA

Por qué Bélgica (aún) lidera el Ranking FIFA

No ganaron el Mundial, ni la Euro, ni siquiera la Liga de Naciones... ¿Cómo es que Bélgica llegó a ser líder del Ranking FIFA y cómo es que se ha mantenido ahí tanto tiempo? Éste es sin duda uno de los temas más polémicos cuando se habla del Ranking. Sin embargo, lo...

Explicado: Ranking FIFA de octubre

Explicado: Ranking FIFA de octubre

Terminó una Fecha FIFA más y en algunas confederaciones ya se ha jugado más de media eliminatoria, por lo que cada vez cobra mayor relevancia el Ranking de la FIFA, pues con éste se definirán los bombos para el sorteo del Mundial. Por lo tanto, repasamos los...