Manchester City: análisis de su estado de forma
Por Rodolfo Malpica
4 Feb, 2021

Comienza febrero, regresa la Champions y aparecen los fantasmas, esos que quizá no dejan dormir a Guardiola por las noches mientras piensa cómo hacer para completar su obra maestra, la aspiración máxima para un club de fútbol, ganar el heptuplete o, como también se le conoce, Las 7 Copas.

Del sextuplete del Barça se ha hablado de sobra, fue el mismo Josep Guardiola quien lo consiguió en el año 2009, y, quizá, si en España aún se jugara la “copa de la liga”, Barcelona hubiera logrado esa hazaña desde hace más de una década. Pero como no es así, en el panorama del fútbol de élite solo los equipos ingleses pueden hacer eso.

Sin restarle mérito al muy respetable fútbol francés, no sería lo mismo ganar Las 7 Copas siendo el PSG, absoluto dominador de su país, que siendo cualquier de los clubes del fútbol inglés, subrayando a aquellos seis con mayores posibilidades de conseguirlo, aunque, en realidad, deberíamos decir: aquel con posibilidades de conseguirlo: el Manchester City, porque los demás clubes de élite de la Liga Premier ni siquiera han estado cerca de ser candidatos a tal hazaña, principalmente porque se quedan en el camino de las copas domésticas.

A estas alturas de la temporada, el City nos ha acostumbrado a verlo bien parado en todas las competiciones: finalista de la Copa de la Liga de Inglaterra, metido en octavos de final de la FA Cup y liderando la Liga Premier por 3 puntos arriba del United (con un partido pendiente), pero, no olvidemos un pequeño detalle: Guardiola no huele ni siquiera las semifinales de la Champions desde que llegó a Inglaterra.

En el principio de su carrera, Pep fue un recurrente entre los 4 mejores de Europa durante sus primeros 7 torneos consecutivos. con Barcelona, de la 08-09 a la 11-12 fue campeón en 2 ocasiones y semifinales en las otras dos. Con Bayern Munich, entre la 13-14 y la 15-16 se tuvo que conformar con haber llegado en las 3 oportunidades solo a la semifinal.

Dato curioso: en esas 3 semifinales de Champions que Guardiola jugó como entrenador del Bayern Munich fue eliminado por clubes españoles: primero por el Real Madrid (13-14), después por Barcelona (14-15) y, finalmente, por al Atlético de Madrid (15-16).

Ahora que se aproxima el momento de la verdad en la temporada, la pregunta es: ¿está capacitado este Manchester City para conquistar la Champions y, de ser posible, el primer cuadruplete en la historia del fútbol? ¡Vamos a analizarlo!

El fútbol del Manchester City

De menos a más, así ha sido la temporada de Manchester City que comenzó con muchas dudas y nos llevó a preguntarnos si este era el fin de la era Guardiola para los citizens. Después de sus primeros 8 partidos de liga, el cuadro de Pep había cosechado 3 victorias, 3 empates y 2 derrotas, números poco atractivos para un equipo que aspira a estar en lo más alto del fútbol europeo. La contraparte del mal desempeño en la liga fueron las actuaciones en las copas, tanto las domésticas como la Champions, donde, hasta hoy, los dirigidos por Guardiola aún no saben lo que es la derrota, pues de 12 partidos han logrado 11 victorias y 1 empate, esto en la Liga de Campeones de Europa contra el Porto y ya con su boleto a la fase final bien amarrado.

Tras su última derrota de la temporada, el 21 de noviembre del 2020 en contra de Tottenham (2-0), Manchester City ha disputado 20 encuentros de los cuales a logrado la impresionante cantidad de 17 victorias y apenas 3 empates, y, por si esto fuera poco, los citizens han ganado de manera consecutiva sus últimos 13 partidos anotando 33 goles y permitiendo a penas 3 en contra.

¿Qué ha hecho Guardiola para que este equipo no solo recupere su estado de forma sino que también se apunte, al menos por los resultados hasta ahora conseguidos, como el principal candidato a ganar la Champions League?

En primer lugar, mejorar ampliamente la solidez defensiva. Manchester City permitió en sus primeros 7 partidos 9 goles, destacando que 5 de esos goles se los anotó Leicester en partido de liga; es decir, 1 gol más de los que ha recibido en sus posteriores 26 encuentros (8). La dupla en la central que han formado Ruben Dias y John Stones con 23 y 14 apariciones respectivamente (solo en partidos de Premier y Champions) le está dando al equipo de Guardiola la seguridad que necesita para que el medio campo y la ofensiva puedan construir su juego sin presiones, y han sido tan importantes que 11 de los últimos 20 partidos han sumado puntos para el City a pesar de no haber tenido victorias tan contundentes, ganando por apenas 1 o 2 goles, o ante la incapacidad ofensiva de poder anotar, han mantenido en ceros la portería para evitar dejar puntos en el camino.

Las variantes en el dibujo táctico de los citizens suelen ser muy pocas. Por lo general, Guardiola mantiene una estructura de 4-3-3 o 4-2-3-1 sin cambiar a sus jugadores sino más bien las funciones que desempeñan en el campo. Los cambios más más evidentes ocurren en el medio campo donde, cuando hay línea de 3, Kevin, Rodrigo y Gündogan se reparten la línea para hacer un trabajo de armado más ofensivo empujando a los ofensivos al área del contrario; cuando la alineación cambia, Rodrigo y Gündogan se retrasan a la contención, Kevin sube a jugar de enganche y Mahrez y Sterling retroceden para dejar en punta a Gabriel Jesus.

Solo en dos ocasiones en lo que llevamos de Premier el dibujo táctico de Guardiola ha cambiado de manera radical. El primer ejemplo es el 3-1-4-2, con Walker, Dias y Aké en la central, Rodrigo como contención, 4 mediocampistas y Agüero y Sterling en punta. La segunda variante alternativa del equipo es la 3-4-3 en diamante, con Stones, Dias y Aké en la centra, Rodrigo de contención, Cancelo y Gündogan abiertos, Kevin haciendo de media punta y Sterling, Ferrán Torres y Silva en la ofensiva.

Respecto al desempeño de los dibujos tácticos, con la formación predilecta de Pep, su equipo ha logrado anotar 21 goles y permitir a penas 5; han ganado 8 partidos, tiene 2 empates y solo 1 derrota. La versatilidad de juego para Guardiola siempre ha sido muy importante, comparte el origen de la filosofía del fútbol de Johan Cruyff, en la que, si bien un jugador tiene un papel principal dentro del campo, no debe bajar su rendimiento en caso de que tenga que cambiar de posición.

¿Y por dónde juega el cuadro de Guardiola? Hasta el momento, el equipo de Pep ha enfocado el 46% de su fútbol en el centro del campo, construyendo un juego vertical, diferente del fútbol de pases que tenía el Barcelona del año 2009. El 33% de su posesión ocurre en el campo rival, y solo el 20% en su propio campo.

A diferencia de otros clubes, cuyo fútbol circula más por una banda que por otra, el equipo de Guardiola es tan integran que está capacitado para generar peligro en igualdad de proporciones por ambas bandas, teniendo la izquierda un 37% de llegadas y la derecha un 34%. El centro del campo es el menos predilecto por los citizens con un 28%, posiblemente porque los delanteros centros del club no son jugadores precisamente habilidosos, aunque Agüero y Gabriel no son necesariamente unos troncos.

Lo anterior tiene sentido si consideramos que el medio campo está bien manejando por Kevin, jugador que, aunque tiene llegada profunda, pasa la mayor parte de los encuentros armando juego adelantito de la media cancha y distribuyendo principalmente para Sterling, Mahrez, Foden o Silva, según sea el caso, jugadores en extremo habilidosos, con alta capacidad de dribling y buen disparo.

Pero cuando se trata de buscar la portería, el cuadro de Guardiola tiene las cosas muy claras: hay que buscar a los centros. El 70% de los disparos del equipo blue viene desde el medio de la cancha, por las bandas, el 14% son disparos que vienen por izquierda, y el otro 17% vienen por derecha. Para comprender mejor el estilo de juego del City en ofensiva, la última estadística que vamos a revisar es la de las zonas de disparo. Solo el 8% de sus disparos ocurren en el área chica del portero, el 35% son disparos que vienen de afuera del área, y un contundente 57% son disparos que ocurren desde el área grande del guardameta rival.

De lo anterior, podemos sacar las siguientes conclusiones: Guardiola ha reforzado el trabajo defensivo sin descuidar el ofensivo. La cantidad de goles que reciben los citizens es muy poca y eso, desde luego, ayuda a que el club en un día malo para las atacantes cuando menos no pierda puntos. Cuando se trata de atacar, los de Pep prefieren hacerlo circulando el balón hasta el medio campo para que en los pies de Kevin comience a tomar forma la jugada, por lo general, llegan hasta la zona rival recorriendo las bandas y buscan centros rasos o elevados para conectar con los delanteros centros y encontrar disparo, pero, a diferencia de anteriores equipos de Guardiola, principalmente el Barcelona, el City no se limita a llegar al fondo del terreno rival para conectar el balón y encontrar el gol, los blues también prueban mucho desde afuera del área, en 148 ocasiones (entre Premier y Champions) para ser concretos, logrando un total de 7 goles que, aunque parecen pocos, son los mismos que el equipo ha conseguido cuando se mete hasta la cocina.

El camino al cuadruplete es el camino al heptuplete

Más adelante abordaremos el tema de manera completa, pero para efectos de esta nota es importante explicar cómo se organiza el fútbol para que un equipo pueda ganarlo todo, sean 6 o 7 copas, en la misma temporada o año calendario.

En Europa, los formatos de liga, copa y supercopa suelen ser bastante regulares aunque no se trate de las ligas top; las “copas de la liga” han sido eliminadas de la mayoría de los países; sólo en Inglaterra se sigue jugando. Para que un equipo pueda ganarlo todo tiene que comenzar con la liga y la copa, competencias que juega de manera automática. Ganar la liga (o quedar en una buena posición) te da la posibilidad de acudir a las competencias internacionales, además de conseguir un boleto para poder disputar la supercopa, torneo que acostumbra disputarse entre los ganadores de la liga y la copa y sirve para abrir la nueva temporada de fútbol, aunque los formatos han venido cambiando a medida que el fútbol europeo se afianza a nivel internacional y comienza a exportar el espectáculo a otras naciones.

Ganar durante “la temporada 1” (para efectos del ejemplo) la liga y la copa es solo el primer paso. Para la “temporada 2”, el club en cuestión tendrá derecho de disputar liga, copa, supercopa y copa internacional. Podría ser la Europa League, pero el gran honor es el de disputar la Champions; en la Conmebol, sus equivalentes serían la Copa Sudamericana y la Copa Libertadores. Si en la temporada 2 las cosas le salieron muy bien al equipo y logró conquistar liga, copa, supercopa y Champions, entonces podrá disputar durante el mismo año calendario, pero ya en la “temporada 3”, la supercopa continental (Supercopa de Europa o Recopa Sudamericana) y el Mundial de Clubes.

Los caminos a la máxima gloria no son homogéneos y la cantidad máxima de títulos que un equipo puede conseguir dependerá del lugar donde juega, eso incrementará o disminuirá el número de torneos y la dificultad.

Entonces, ¿qué camino tiene que recorrer el Manchester City? La mayoría de los clubes de élite de Europa están constantemente peleando el triplete o cuadruplete según sea el caso. Sus trayectorias les permiten afianzarse en buenas posiciones de liga y son “los favoritos” en las copas. No es raro, sobre todo en España, hablar de que el Barça o el Madrid van por todo, aunque pocas veces lo terminen consiguiendo.

El City de Guardiola es un club bien trabajado y de los más ganadores de los últimos años. Ya durante la temporada 18-19 logró, por primera vez en la historia, ganarlo los cuatro títulos de Inglaterra, y su éxito hubiera sido absoluto de no ser porque el Tottenham de Pochettino se les atravesó en el camino para sacarlos en cuartos de final de la Champions.

Esta temporada, Manchester City persigue el mismo objetivo y ya tiene buena parte del trabajo hecho. En la Premier League, su seguidilla de victorias los coloca primeros y con la posibilidad de ponerse 6 puntos por encima del United (segundo) en caso de ganar su partido pendiente. Por delante quedan 17 encuentros de máximo nivel, como de costumbre en el fútbol inglés, que no serán sencillos, pero mientras mantengan el ritmo tienen altas posibilidades de conseguir el campeonato.

En la Copa de la Liga de Inglaterra solo falta la cereza del pastel. Los citizens jugarán la final en contra del Tottenham y, en caso de ganar, estarían dando un paso más hacia su objetivo y llegando a su cuarto título consecutivo en esta competencia, empatando al Liverpool que entre la temporada 80-81 y 83-84 logró ganar este torneo cuatro veces seguidas.

A la FA Cup todavía le queda historia. El torneo se encuentra en fase de octavos de final y en caso de que los blues derroten al Swansea, el sorteo de cuartos de final podría enfrentarlos con Chelsea, Leicester, Tottenham o el mismo Manchester United.

¿Y la Champions? La Champions será, sin duda, el torneo que más se le complique a los de Guardiola, no solo por el estigma de que se han quedado en el camino en cuartos de final durante las últimas tres temporadas, sino también porque la calidad de los rivales que tienen enfrente es muy superior a lo que enfrentan en su liga y la motivación de jugar un encuentro de fase final de Champions hace que cada partido sea particularmente difícil.

Bayern, París, Atlético, Barcelona, Juventus, Liverpool, Chelsea, Dortmund e incluso el Real Madrid, seguros rivales del City en caso de superar en octavos de final al Monchengladbach, pondrán a prueba el excelente trabajo que Josep Guardiola ha venido haciendo a lo largo de los últimos meses. De ganarlo todo, el Manchester City podría convertirse en el primer equipo de la historia en lograr la máxima hazaña que un club de fútbol puede alcanzar, y aunque existen argumentos para decir con total seguridad que son el equipo que se encuentra en mejores condiciones de conseguirlo, aún quedan clubes en el resto de Europa que buscan bañarse completamente de gloria, y Barcelona, París y Juventus no le pondrán las cosas fáciles a los blues de Pep.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Interesantes

El problema de la fecha del sorteo del Mundial

El problema de la fecha del sorteo del Mundial

FIFA anunció que el sorteo del Mundial finalmente se realizará el 1 de abril de 2022 durante su congreso. Esa es una noticia importante porque esa fecha puede causar algunos problemas que repasamos ahora. Normalmente, la fase regular de la eliminatoria terminaba en...

Reflexiones sobre Europa: Deseos de nueva temporada

Reflexiones sobre Europa: Deseos de nueva temporada

Con el mercado de fichajes finalizado y sin ninguna sorpresa a la vista, hablemos de lo que pinta para ser una de las temporadas más animadas y poco comunes en los años recientes del fútbol. Europa es sin ninguna duda el epicentro de nuestro deporte, cualquier cosa...

La importancia de la Copa Oro en el Ranking FIFA

La importancia de la Copa Oro en el Ranking FIFA

La selección mexicana comienza su participación en la Copa Oro, donde, además de refrendar el título de hace dos años, hay otra meta: seguir sumando puntos en el Ranking FIFA para poder seguir aspirando a ser cabeza de serie en el Mundial. Al momento de iniciar su...

Los detalles finos del Ranking FIFA

Los detalles finos del Ranking FIFA

Como seguramente habrán ya notado, aquí en Cambio de Juego damos especial seguimiento al Ranking FIFA debido a que es el método con el que FIFA determinará los bombos en el sorteo del Mundial, incluido el de las cabezas de serie. Entre más alto estés en el Ranking,...