La inolvidable noche de Kaká en Old Trafford
Por Rodrigo Cardoso
12 Mar, 2021

Manchester United y Milan se enfrentan en los octavos de final de la Europa League, lo cual es un buen pretexto para recordar aquélla vez que se enfrentaron en la semifinal de ida de la Champions League 2007, el cual fue fue uno de los partidos más especiales de los últimos años, ya que enfrentaba a dos de las estrellas emergentes del fútbol: Cristiano Ronaldo y Kaká.

En aquél momento, el mundo del fútbol buscaba una nueva súper estrella. Zidane se había retirado un año atrás; Ronaldinho había perdido el rumbo; Ronaldo, Nedved, Shevchenko y Figo, ganadores del Balón de Oro en años previos, ya pasaban de 30 años; y un argentino bajito de nombre Lionel Messi tenía apenas 19 años. Otro joven brillante, Cristiano Ronaldo (22 años) estaba teniendo su primera gran temporada en la élite europea y comenzaba a escribir su nombre en la lista de los mejores del mundo.

Kaká, de 25 años, había tenido un par de buenas temporadas con el Milan hasta ese momento, pero el equipo dejó escapar la Champions League del 2005 y Brasil tuvo un Mundial por debajo de lo esperado en 2006. Sin embargo, fue en esa Champions League 2006-07 donde el brasileño explotó: él había anotado 7 de los 13 goles del Milan hasta el momento y era el líder de goleo del torneo; sin embargo, aún necesitaba una actuación extraordinaria para poder ser considerado el mejor y este partido era la oportunidad perfecta: en Old Trafford ante el Manchester United de Cristiano Ronaldo.

Carlo Ancelotti y Sir Alex Ferguson coincidían en que Kaká y Cristiano eran los mejores del mundo en ese momento. Así, en ese partido no sólo se jugaba el pase a la final de la Champions League, era también un duelo para conocer al nuevo mejor jugador del mundo.

La defensa titular de los Red Devils (Ferdinand, Vidić, Neville y Evra) atravesaba una crisis de lesiones y sólo Evra estaba disponible, por lo que Ferguson envió al campo a una defensa inusual con Van der Sar en el arco, Evra, Brown, Heinze y O’Shea. En el resto del campo, el entrenador escocés puso a lo mejor que tenía: Carrick, Fletcher y Scholes en medio campo, y adelante los jóvenes maravilla Cristiano y Rooney, acompañados por Giggs.

Por su parte, Ancelotti puso a Dida, Oddo, Nesta, Maldini y Jankulovski en defensa; en medio campo dos recuperadores muy trabajadores como Gattuso y Ambrosini; Pirlo como organizador desde la zona baja y Seedorf por izquierda. Por delante de ellos estaba Kaká y en punta Gilardino.

Tener la espalda cubierta por ese medio campo era el escenario ideal para Kaká, pues no era un “10 clásico”, sino un segundo delantero. Un “10” tradicionalmente mueve los hilos del equipo, pero ese trabajo era de Pirlo y Seedorf. Así, el brasileño quedaba libre de esa responsabilidad y sólo tenía una misión: aprovechar su velocidad en corto para conducir el balón en el último tercio y terminar las jugadas.

El duelo inició de forma trepidante. Apenas al minuto 4, Cristiano remató un tiro de esquina que Dida no pudo controlar y fue el mismo arquero quien falló en despejar y envió el balón al fondo de la red. Era el inicio perfecto para el United no sólo por el gol, sino porque existían dudas de que esa defensa pudiera contener a Kaká. Ese día, para el United la mejor defensa era el ataque.

Tras la sacudida inicial, el juego se volvió impreciso, ningún equipo pudo controlar el medio campo. Kaká intentó con un par de tiros de larga distancia pero no logró inquietar a Van der Sar. Por el otro lado, Cristiano constantemente tomaba el balón adelante de la línea de medio campo y conducía a gran velocidad quitándose rivales pero no estaba fino en el último toque.

Y entonces, Kaká se adueñó del espectáculo.

Al minuto 22, el brasileño recibió entre líneas un pase de Seedorf estando entre cinco jugadores del Manchester y en esa jugada demostró que la diferencia entre los buenos y los grandes jugadores es la velocidad de ejecución. En un solo toque, Kaká recibió, controló y tocó el balón hacia adelante. Luego, con un gran cambio de velocidad dejó atrás a Carrick y Heinze. Kaká arrancó un metro atrás de Heinze y terminó por delante de él. Finalmente, con un tiro cruzado abajo venció a Van der Sar. Ese gol fue una demostración de su técnica y velocidad.

Y aún así, eso no fue lo mejor de la noche.

Al minuto 37′, Kaká anotó su segundo gol del partido y en una palabra, fue majestuoso. “El segundo gol ha sido muy bello para mi” dice el brasileño en una entrevista con Sky Italia. “He demostrado mis características técnicas y atléticas. Fue un gol especial, lo tengo como uno de los más hermosos que hice durante mi carrera.”

Seguro lo han visto, pero qué mejor que él mismo lo describa : “Dida me lanza el balón y voy al choque con Fletcher, luego veo que viene llegando Heinze e intento alejarle el balón. Mientras veo el esférico veo que llega Evra y pienso que la única posibilidad de llegar antes que él era meter la cabeza. Logro hacerlo, llego primero al balón y él choca con Heinze. Quedo frente a la portería y una cosa que me gusta es colocar la pelota, no me gusta tirar fuerte cuando estoy frente al portero, así que la coloqué a un lado.”

Fue una demostración de fuerza física, capacidad técnica, y sobre todo, inteligencia. Hay que tener mucha confianza en sí mismo para pedirle al portero que te lance el balón cuando estás solo contra tres defensas y tu compañero más cercano está a 30 metros. Hay que tener fuerza física para para ganar un choque; técnica para hacer un “sombrerito”; inteligencia para darse ese autopase de cabeza y serenidad para definir con toda la calma del mundo.

Para el segundo tiempo, ya con la confianza a tope y con algunos espacios, Kaká tuvo un par de oportunidades pero no estuvo tan fino en el último toque. Por su parte, Cristiano ya estaba completamente pegado a la banda izquierda pero seguía teniendo problemas para superar a la defensa.

Al minuto 60, los locales empataron con un gol de Rooney precedido de un pase genial de Scholes. “El mago pelirrojo” estaba al borde del área y dio un pase de tres dedos que rompió a la defensa italiana y Rooney definió ante la salida de Dida.

Al 90′, un mal saque de banda del Milan permitió a Giggs robar el balón. El galés condujo 40 metros y tocó para Rooney en la línea del área, quien con un disparo de primera intención a primer poste venció a Dida.

El Manchester United ganó el juego 3-2, pero los aplausos se los llevó Kaká. En el partido de vuelta, el Milan se impuso 3-0 en San Siro con otro gol de Kaká, y luego obtendría la corona europea al vencer en la final 2-1 al Milan, donde Kaká dio un pase de gol para Inzaghi. El astro brasileño seguiría un año de ensueño ganando la Copa América con Brasil, el Mundial de Clubes, el Balón de Oro y el FIFA Best Player. Esa noche del 24 de abril de 2007, fue cuando Kaká se convirtió en el mejor del mundo.

Si quieren ver el partido completo, pueden encontrarlo aquí.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Interesantes

Sin fatalismos, México estará en el Mundial

Sin fatalismos, México estará en el Mundial

Las opiniones de esta columna no representan las de Cambio de Juego. A partir de que México recibió el segundo gol ante Canadá en el minuto 52, tanto en la transmisión de televisión como en redes sociales, empezaron los comentarios de que nuevamente El Tri sufrirá...

Por qué estoy en contra de las Ligas de Naciones

Por qué estoy en contra de las Ligas de Naciones

Las opiniones de esta columna no representan l inician as de Cambio de Juego. Recientemente tuvimos la ronda final de la Liga de Naciones de Europa, la cual nos regaló partidos verdaderamente espectaculares. El nivel técnico y táctico que vimos en esos partidos fue...

Por qué Bélgica (aún) lidera el Ranking FIFA

Por qué Bélgica (aún) lidera el Ranking FIFA

No ganaron el Mundial, ni la Euro, ni siquiera la Liga de Naciones... ¿Cómo es que Bélgica llegó a ser líder del Ranking FIFA y cómo es que se ha mantenido ahí tanto tiempo? Éste es sin duda uno de los temas más polémicos cuando se habla del Ranking. Sin embargo, lo...

Explicado: Ranking FIFA de octubre

Explicado: Ranking FIFA de octubre

Terminó una Fecha FIFA más y en algunas confederaciones ya se ha jugado más de media eliminatoria, por lo que cada vez cobra mayor relevancia el Ranking de la FIFA, pues con éste se definirán los bombos para el sorteo del Mundial. Por lo tanto, repasamos los...