Cómo jugaría el 11 ideal de la década
Por Rodolfo Malpica
30 Ene, 2021

Muralla impenetrable en el arco, inteligencia por la banda derecha, intensidad por la izquierda; control en la contención, creatividad y agilidad en la media ofensiva; un artillero nato, un atleta imponente que no erra un disparo y el artista más grande que el fútbol ha visto. Así describiría al que la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol ha propuesto como el equipo de ensueño de la década.

No voy a razonar si deberían o no deberían estar ahí. La IFFHS rara vez suele tomar una decisión sin meditarla. En esta columna quiero hablar sobre la emoción que me causa ver a un equipo tan completo en el mismo 11 y el alcance que una formación como esta tendría en su máximo potencial.

Toque inicial

Arranca el partido. Lewy abre desde el centro del campo retrasando la pelota para Iniesta, los ofensivos rivales presionan desde el primer segundo. Iniesta retrasa para Kroos, controla la pelota, levanta la cabeza y observa el panorama completo de la cancha, sabe lo que tiene que hacer: recorta a un ofensivo, el Dream Team adelanta líneas, Modrić se desmarca y Kroos filtra la pelota venciendo al medio campo rival para dejar a sus compañeros en excelente posición contra los defensas. Cristiano y Messi cierran las bandas mientras Lewandowski cuida su posición para evitar el fuera de lugar. Los laterales marcan a los extremos del Dream Team y los centrales están confundidos. Modrić e Iniesta intercambian algunos pases hasta que encuentran el hueco y filtran la pelota hacia el área rival; Robert controla, levanta la mirada, está solo, tiene ángulo de disparo y no lo piensa dos veces, golpea con fuerza el balón y cae el primer gol del partido.

¿Así de fácil? Así de fácil. Cuesta trabajo pensar en una alineación conformada por jugadores de la última década que pueda hacerle competencia a este equipo. La creatividad y el control presumible en el centro del campo, acompañada por el poderío ofensivo de los extremos que también podrían jugar a lo largo de toda esa zona, permitiría a esta escuadra tener el control absoluto del ritmo del partido a alta velocidad y siempre con un enfoque hacia delante, buscando ya sea a Lewy, Cristiano o Messi para que encaren de frente a la portería, dejen tirados a algunos defensas en caso de ser necesario y empujen la pelota suavecito hasta las redes.

Recuperación inicial

Pensemos en el escenario opuesto: el equipo rival abre el partido, retrasa la pelota con la esperanza de acomodarse y armar juego pero… inmediatamente tienen encima a Lewandowski, Cristiano y Messi, ligeramente retrasados Iniesta y Modrić. Más atrás, preparado para anticipar cualquier pase filtrado, está Kroos, dándole lectura milimétrica a cada segundo del partido. Los laterales ya están listos para involucrarse en las labores defensivas y avanzar a contragolpe letal en cuanto se recupere la pelota. Virgil y Sergio esperan y Neuer es otro espectador.

Recuperación en defensa

Si el rival lograra superar las primeras líneas del Dream Team, sea por pase largo, algún pase filtrado muy afortunado o un destello de talento individual de alguno de los jugadores del equipo rival, los centrales estarían listos para enfrentar a los delanteros y terminar con su esperanza de llegar hasta el área de Neuer. Está al alcance de pocos jugadores el ir de frente a Van Dijk y Ramos con la capacidad de superarlos e intentar hacer daño. Se me ocurre, por ejemplo, tridentes conformados por Neymar, Suárez y Mbappé; en menor medida, Mané, Bruno Fernandes y Salah. Ya no queda mucho más talento que en igualdad de circunstancias pueda hacerles frente. Tendrían que agarrarlos mal parados para poder superarlos, e incluso así sería complicado.

Si los atacan por la banda, Marcelo y, sobre todo, Lahm, tienen las facultades defensivas suficientes para detener o cuando menos incomodar a los rivales mientras el resto de la línea defensiva se acomoda para evitar opciones de pase y apoyar a la recuperación de la pelota.

¿Y cuando recuperen? El siguiente paso es retomar el control. Toque atrás con Manuel para bajar las revoluciones del partido y rearmar el juego; pase de seguridad a alguno de los centrales o bajar el ritmo tocando a los laterales abiertos. Un respiro y nuevamente a la carga, comenzando con Kroos para armar la ofensiva desde el centro del campo o apostando por embates a toda velocidad por las bandas, después, las posibilidades de los medios ofensivos y la línea de ataque son ilimitadas.

Recuperación al medio campo

Pero como es poco probable que un equipo pueda llegar a la zona defensiva del Dream Team, las posibilidades de que la pelota sea recupera en medio campo son las más realistas. Cualquier balonazo puede ser perfectamente interceptado por los centrales e incluso por los laterales y Kroos. Si se intentara filtrar la pelota con pases largos rasos, sería el mismo alemán quien estaría listo para anticipar y darle calma al partido o devolver el pase filtrado ante los movimientos de los medios ofensivos o de los extremos. Ante la falta de imaginación de la contención rival, Modrić e Iniesta estarían ejerciendo constante presión para propiciar el error y robar la pelota en mejores condiciones de arrancar la ofensiva letal abriendo a los extremos para buscar un centro raso o alto para que Lewandowski y Cristiano hagan lo suyo, o simplemente encontrando el espacio para que el polaco vuelva a quedar de cara al portero contrario. Si la pelota se recuperara con esa velocidad a mitad de campo y llega a pies de Messi, el argentino estaría en condiciones de hacer una carrera hacia la portería regateando a los pocos defensas que le queden en el camino, y digo pocos porque para parar a Messi hay que mandarle arriba de tres jugadores.

Recuperación en ataque

Y en ocasiones, cuando el rival sea muy desafortunada, si la presión alta del Dream Team fuerza el error del portero o los defensas contrarios y la pelota se recuperada en los primeros metros del área rival, cada oportunidad que los atacante tengan de encarar y buscarse mutuamente terminaría en gol. Cristiano buscaría adelantar metros para quedar en una mejor posición y encontrar el espacio para sacar el disparo; Lewy posiblemente buscaría a sus compañeros esperando que le devuelvan la pelota; y Messi, bueno, todos sabemos lo que haría Messi.

Portero

Pero, en circunstancias extraordinarias en las que los rivales logren vencer todas las líneas del Dream Team, ¿qué haría Neuer? Si para parar a Messi se necesitan más de tres defensas, para tener la seguridad de que vas a vencer a Neuer y vas a marcar necesitas tener al menos a dos jugadores. No solamente es por su 1.93 m de altura, sus reflejos felinos, el valor para interponer el cuerpo entre el disparo y la portería, estirar manos o piernas en momentos precisos o la lectura que le da a su área entendiendo el sentido de la jugada, cerrando los ángulos de tiro y ubicando la posición de los ofensivos rivales; Neuer también tiene la facultad de jugar como líbero cuando llega a ser necesario, saliendo a cortar principalmente pases largos que no le dan la ventaja al rival e incluso pases más cortos arriesgando un poco más pero luciendo sus condiciones técnicas con los pies. Vencer a Neuer sería, por muchos motivos, una misión complicada. Anotarle al Dream Team parece algo poco probable.

Juego regular: construyendo desde atrás

Y como lo más probable es que la pelota termine yéndose por la línea de meta, Manuel se acercaría a recibir la pelota de los baloneros para colocarla al margen del área chica y devolver a la vida el partido con su primer toque. ¿Salir tocando o buscar el pase largo? Lo segundo puede ocurrir, sobre todo si el pase llega a las zonas de Cristiano o Lewandowski, pero con el 1.70 m de Messi, el 1.71 m de Iniesta y el 1.72 m de Modrić, y considerando las facultades que tienen todos en el medio campo y la ofensiva para crear teniendo la pelota en los pies, lo más lógico es que el primer toque de Neuer sea un pase corto a los pies de Ramos o Virgil, o ante la presión rival, para Lahm o Marcelo. A partir de ahí, la tarea sería circular la pelota por la línea defensiva hasta llegar al medio campo y pasar de la labor de seguridad a la labor creativa. Muchos de esos pases pasarían por las piernas de Kroos; constantemente, Modrić, Iniesta y Messi buscarían desmarcarse para recibir el balón y comenzar la presión ofensiva. La defensa rival estaría replegada, no sería raro ver a los 11 jugadores haciendo montón para evitar que la creatividad de los atacantes luzca, pero, teniendo en el plantel a Cristiano y Messi, lo que no llegue a los pies de Lewandowski terminaría en potentes disparos desde afuera del área, cosa para la cual también están capacitados Iniesta, Kroos y Modrić.

De todas esas pelotas, aquéllos que no revienten en el cuerpo de los rivales y devuelvan el balón a los medios ofensivos para rearmar la jugada o dejen en buena posición a los delanteros para buscar un segundo disparo o un pase a un compañero en mejor posición, tendríamos predominantemente muchos tiros de esquina, aunque, tratándose de un equipo con altísimas facultades a la hora de encarar, seguramente muchos de esos intentos tendrían que ser cortados a base de faltas que al final significan tiros libres, que, para los cobradores del Dream Team, serían en buena medida como un penal.

Tiros de esquina

Hasta Neuer podría subir a rematar en los tiros de esquina, pero como el Dream Team está dirigido seriamente, saldría a unos 20 metros de su cancha simplemente para observar más de cerca el desarrollo de la jugada. Los rematadores certificados Van Dijk y Ramos tomarían sus posiciones para buscar impactar potentemente con la cabeza. Cristiano y Lewandowski también acompañarían a los centrales. Lahm y Marcelo estarían cerca para ejecutar una jugada de pizarrón y Luka e Iniesta se acomodarían apenas adelante del centro del campo para buscar la recuperación o una pelota rebotada que puedan impactar de bote pronto. ¿Messi? Messi cobraría los tiros de esquina alternándose con Iniesta y en ocasiones con Modrić.

Tiros libres

¡Para dar y repartir! ¿Un “penalti libre” de Messi? ¿Apelamos a la potencia de Kroos o Cristiano? ¿Precisión con Luka o Iniesta? ¿O que incline ligeramente la cabeza Lewandowski para ver el ángulo izquierdo antes de impactar y poner la pelota en ese preciso lugar? Si el partido está asegurado, que por lo general sería así, hasta Van Dijk o Neuer le podrían pegar a la pelota.

Penaltis

Para mí, el cobrador oficial tendría que ser Cristiano Ronaldo. Su técnica y su capacidad mental lo facultan para ser quien se encargue de convertir en gol los constantes penaltis que se producirían por la frustración de la defensa contraria al verse extremadamente superados en cada ataque del Dream Team. Si Ronaldo no estuviera, Messi o Lewandowski, pero, para ser sinceros, la necesidad de marcar de penalti sería tan poca que cualquiera podría pegarle al balón.

Ronda de penaltis

En el muy remoto caso de que el Dream Team se viera obligado a ir a una ronda de penaltis para definir al ganador del encuentro, cualquier entrenador se sentiría confiado ya que cuenta con excelentes cobradores. ¿Habría presión para elegir al orden de los tiradores? ¿Elegiría el entrenador o permitiría que los jugadores se pongan de acuerdo? Posiblemente los segundo, pero, al menos en mi imaginación, donde tengo el privilegio de estar al frente de estas bestias del fútbol, me imagino tirando al equipo de la siguiente manera:

  • Cristiano Ronaldo – Hay que asegurar el primer disparo, sea que nos toque tirar primeros o segundos, confiaría en la capacidad mental y física de la potente pierna derecha de CR7. Un tiro potente para vencer al arquero rival haría ganar confianza al equipo y golpearía, al menos ligeramente, la moral del guardameta.
  • Robert Lewandowski – Haya anotado o no el rival, nosotros tenemos que seguir marcando; para garantizar que el segundo penalti va a entrar elegiría a Lewy, un cobrador menos potente, pero igualmente preciso, capaz de soportar la presión del segundo disparo y equilibrar o superar al rival en el marcador.
  • Lionel Messi – La privilegiada pierna izquierda de Leo no siempre acierta en momentos de máxima presión, por lo que colocarlo como tercer tirador, al centro de la serie, podría ayudar a reducir esa carga. Si el rival a fallado, Leo estaría más confiado y ejecutaría de mejor forma, si la serie está empatada, la presión no sería tanta y el argentino podría hacer lo que sabe.
  • Andrés Iniesta – Si a estas alturas la serie no ha terminado, mi apuesta por el cuarto disparo sería Iniesta, un jugador capaz de soportar la presión en caso de que la serie vaya empatada o nos estemos viendo superados; igualmente capaz de ejecutar con gran exactitud y vencer al arquero contrario.
  • Toni Kroos – Se me complica pensar que el Dream Team tenga que llegar hasta el quinto disparo, pero, si fuera necesario, la presión a estas alturas me obligaría a sacar a la artillería pesada: los alemanes. Para el quinto disparo mi elegido sería Toni Kroos, alemán de sangre fría (como todos los alemanes) altamente efectivos y precisos. Toni estaría capacitado para soportar la alta presión de estas alturas del encuentro y anotaría para darle al equipo la victoria o empatar la serie y mandar a la muerte súbita.
  • Philipp Lahm – Capitán nato, alemán, frío, preciso, pondría el balón en donde ponga la mirada y aseguraría que el sexto disparo del equipo entre a la portería.
  • Sergio Ramos – Aunque parece imposible que el Dream Team tenga que llegar a estas circunstancias, si ocurriera, sí o sí vamos con Ramos. La personalidad del español y la experiencia que ha tenido los últimos años cobrando penaltis, sobre todo desde la salida de Cristiano del Real Madrid, es lo que las circunstancias necesitan para garantizar que el equipo gane o se mantenga vivo en la serie.
  • Luka Modrić – Las cosas comienzan a ponerse complicadas, octavo disparo, tercero de la muerte súbita, quedan cuatro tiradores y hay que elegir al más capacitado; para mí, la apuesta es por Modrić. ¿La razón? Si es necesario continuar disparando, considero que sería mejor que los jugadores con más personalidad cobren al último. Además, técnicamente, Luka desde el punto penal sería más efectivo que Van Dijk y Neuer, y ligeramente mejor que la de Marcelo.
  • Marcelo – A estas alturas la presión está al máximo, quedan tres jugadores y hay que llamar al que más técnica que tenga, desde luego, ese es Marcelo. El brasileño estaría capacitado para ejecutar el noveno disparo y mantener al Dream Team vivo en la serie o darles la victoria.
  • Van Dijk – La especialidad del holandés es evitar que la pelota entre, no meterla; pero a estas alturas confiaría en su personalidad para poder vencer al al arquero contrario y darle al Dream Team el décimo gol de la serie y quinto de la muerte súbita.
  • Manuel Neuer – Lo hemos visto en un innumerable número de ocasiones hacer bien las cosas con los pies, incluso en los partidos de la Copa del Mundo donde no hay que arriesgar nada. Neuer tendría no sólo la capacidad técnica de vencer a su homólogo y asegurar la serie perfecta para el equipo, también tiene la personalidad y esas cualidades alemanas que tanto hemos mencionado para cerrar con broche de oro la muerte súbita y darle a su equipo la victoria. Además, es muy importante mencionar que, en esta pequeña simulación de lo que sería el Dream Team en una ronda de penaltis, Manuel como portero atajaría, seguramente, algunos cobros del equipo contrario.

Las posibilidades de que una ronda de penaltis con este equipo se alargue tanto no parece viable. Lo más seguro es que las cosas se terminen al tercer o cuarto penalti; si el día que están teniendo es muy malo, máximo en el quinto.

Conclusión

Personalmente, estoy de acuerdo con la gran mayoría de los jugadores seleccionados por la IFFHS para este 11 ideal de la década: Manuel, Lahm, Ramos, Kroos, Modrić, Iniesta, Lewandowski, Cristiano y Messi. El equipo completo, tal cual está planteado, es de primera impresión muy potente. Hay algunos jugadores que elegiría sobre otros en determinadas circunstancias, por ejemplo: Alves sobre Lahm, De Bruyne sobre Modrić, Neymar sobre Cristiano y, prestando atención a los pequeños detalles, pondría a Cristiano a jugar como centro delantero en lugar de Lewy.

Sin embargo, creo que si la publicación de este 11 ha sido más un ejercicio noticioso que de opinión, es porque, en su gran mayoría, estaremos de acuerdo en que hay argumentos suficientes para justificar las decisiones tomadas por la IFFHS y que en lo más profundo de nosotros, más allá de discutir si deberían estar o no y por quién los cambiaríamos, existe un ferviente deseo de poder verlos jugar juntos, pero, eso, amigos, solo es posible en los videojuegos y nuestras fantasías.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas Interesantes

El problema de la fecha del sorteo del Mundial

El problema de la fecha del sorteo del Mundial

FIFA anunció que el sorteo del Mundial finalmente se realizará el 1 de abril de 2022 durante su congreso. Esa es una noticia importante porque esa fecha puede causar algunos problemas que repasamos ahora. Normalmente, la fase regular de la eliminatoria terminaba en...

Reflexiones sobre Europa: Deseos de nueva temporada

Reflexiones sobre Europa: Deseos de nueva temporada

Con el mercado de fichajes finalizado y sin ninguna sorpresa a la vista, hablemos de lo que pinta para ser una de las temporadas más animadas y poco comunes en los años recientes del fútbol. Europa es sin ninguna duda el epicentro de nuestro deporte, cualquier cosa...

La importancia de la Copa Oro en el Ranking FIFA

La importancia de la Copa Oro en el Ranking FIFA

La selección mexicana comienza su participación en la Copa Oro, donde, además de refrendar el título de hace dos años, hay otra meta: seguir sumando puntos en el Ranking FIFA para poder seguir aspirando a ser cabeza de serie en el Mundial. Al momento de iniciar su...

Los detalles finos del Ranking FIFA

Los detalles finos del Ranking FIFA

Como seguramente habrán ya notado, aquí en Cambio de Juego damos especial seguimiento al Ranking FIFA debido a que es el método con el que FIFA determinará los bombos en el sorteo del Mundial, incluido el de las cabezas de serie. Entre más alto estés en el Ranking,...